puede contener una mujer con guantes de boxeo brillando con el texto la guerra de la motivación

La guerra de la motivación

Muchas veces, no sentimos las ganas o las fuerzas para salir adelante; nos quedamos 5 minutos más en la cama, retrasamos la alarma reiteradas veces y esos cinco minutos se transforman en horas.

Estas pequeñas acciones se convierten de a poco, en llegar tarde a un lugar donde deberíamos estar más temprano; en dejar pendientes para el otro día, y postergar de tal manera que la pila se va volviendo más grande.

O quien dice también de dejar de ir a alguna actividad que antes te parecía buena, por solo; quedarse más tiempo entre las sábanas o mirando un vídeo de Youtube al cual no se le presta atención al contenido.

La brecha al éxito

Tener ganas, motivación o fuerza de voluntad; o como prefieras llamarlo, para accionar fuera de la zona de confort, muchas veces (y dependiendo del panorama), es la brecha que nos separa del éxito.

Ese punto de bifurcación en nuestras vidas nos separan de la mediocridad.

Te entiendo; sé que quizás leyendo estas líneas entiendas a la perfección la situación que explico.

Como puede ser también que estés pasando por la misma situación, de la cual te relato.

Y te invito a salir pronto de ese lugar cómodo en el que estás, porque llegar al éxito es salir de tu zona de confort todos los días; porque la aventura, los retos y límites superados nos crean un sentimiento de prosperidad.

Con todo esto que describo; vengo a contarles sobre mi estudio, lo que estoy analizando actualmente, con sistemas realmente científicos (los cuales aprendí en la secundaria para crear teorías y refutaciones el método científico).

Y es la constante lucha de la automotivación, que es además mi secreto para tener tantos conocimientos y habilidades.

Desde hace unos años estoy con una motivación extremadamente baja, por decir casi a cero; y quiero cambiar mi estado actual, este es el principio de mi estudio; usando mi propio ser como tubo de ensayo.

Y los éxitos que tenga exponerlos como ejemplo.

¿Porque como voy a enseñar algo que yo mismo no puedo aplicar?

Las habilidades que surgen de la noche a la mañana

Durante mucho tiempo me preguntaron ¿Porque sabes tantas cosas? y la verdad que mucho conocimiento no tengo, lo que sí tengo son bases de muchas otras y exponer mi cerebro a nuevos conocimientos es para mí como ver netflix todas las noches.

Dedico todos lo días al menos una hora de estudio de cualquier cosa, ya sea marketing, copy, soldadura, computación, negocios y muchas otras cosas más; aquello que no comprendo y sé que de alguna forma puedo hacerlo o no. LO ESTUDIÓ y sobre todo práctico.

Vamos, la curiosidad que tenga en el día, intento resolverla.

Pero (siempre existe el pero), cada vez que intento estudiar en este último tiempo, siento una gran cantidad de hacer nada y; la procrastinación invade mi tiempo dejando que pasen horas mirando vídeos que no prestó atención y no me nutren.

Anuncio
Fin Anuncio

Antes usaba ese tiempo explorando nuevos sitios como Udemy, Tutellus, MiriadaX y Platzi, lugares donde dedicaba mucho tiempo a adquirir conocimientos o actualizar mi stock.

Rara vez tengo las ganas o las energías para hacerlo, pero todos los días me fuerzo (a pesar de la cantidad de horas que dedico a mi trabajo actual); colocando mi persona a todos los días frente a la pantalla con la determinación de sacarme una duda y poder evolucionar de alguna forma.

La determinación, el primer carácter para crecer

En esos momentos que digo “no quiero, no doy más” me recuerdo que antes estuve en momentos realmente complicados y no tenía otra opción más que seguir.

Y pienso que a veces es mejor avanzar muy poco, antes que simplemente dejar que el tiempo pase y quedarme rezagado, sin haber al menos adquirido un poco de conocimiento.

Es mejor tener 5 pasos avanzados al éxito, que no haber tenido nada.

Y cuanto más atorado me encuentro comienzo a contar 5, 4, 3, 2, 1 y me lanzo a realizar esa actividad que me va hacer crecer y me llevará a caminos con más aventuras y retos, pero a veces ni esa cuenta regresiva me es suficiente.

Y es ahí donde radica mi felicidad diaria, en que no hay cosa que me haga más feliz que tener retos donde mi conocimiento se hace limitado y me fuerza a improvisar o recapitular en cosas que aprendí antes y de esta forma lograr afianzar mis conocimientos en el perdurar del tiempo.

Y es donde veo el problema de porque no tengo emoción alguna de mejorar. El hecho de mi circunstancia actual es simple y llanamente la rutina.

Dato extra: El libro que descubrí

No hace mucho, descubrí un libro que habla de todo eso que les indico, de los 5 segundos que uno puede tomar para accionar, no es nada nuevo y que tiene varios años, con métodos que realmente funcionan.

El poder de los 5 segundos de Mel Robbins

Este libro habla de todo eso que les indique antes, esta autora pudo salir de grandes atascos en su vida, por eso les recomiendo leerlo.

Me lo compre recientemente lo estoy leyendo para guiarme sobre la experiencia de otras persona logrando crecer más rápido, el abono de mi mente.

Posiblemente estaré subiendo contenido de este tipo en mi otra pagina “Emprendetuvida.online“; cuando lance la misma obvio.

La rutina, mi talón de aquiles

[…] No planificasteis que cada día tuviera que parecer el mismo ¿Verdad? Qué estarías en un trabajo que asfixia vuestra alma. Tratando con preocupaciones estresantes y con responsabilidades interminables que sofocan vuestra originalidad y que os roba la energía. […]

Viviendo la misma semana miles de veces y llamando a eso vida. […]

Robin Sharma – El Club de las 5 de la mañana

La rutina, la bendita rutina; ese momento donde es tan habitual lo que realizas, en horas tan marcadas que tu cerebro ya no guarda esa información recibida y produce que uno NO SIENTA EL PASAR DEL TIEMPO.

Puede que pasen semanas, días o meses y no te des cuenta que día estas o que altura del año estas viviendo.

Porque simplemente tu cerebro para ahorrar energía deja de captar lo repetitivo.

Anuncio
Fin Anuncio
A %d blogueros les gusta esto: